CAPÍTULO 2 – EL EDUCADOR ANTE EL DILEMA DE LOS MEDIOS Y RECURSOS TECNOLÓGICOS

Las taxonomías son clasificaciones que facilitan el trabajo del educador, ayudándole a relacionar los fines, objetivos y medios y así garantizar la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje. Constituyen una herramienta muy práctica para la aplicación del marco teórico en el aula, especialmente a la hora de facilitar criterios de selección de los medios y los recursos (según los destinatarios, la complejidad del medio/recurso, sus usos, su nivel de realismo…).

Los medios, según Gallego, Alonso y Cantón son:

De grupo: posibilitan la comunicación directa emisor-receptor, son abiertos, tienen un lenguaje rico, dan importancia a la colaboración, no exigen especialización y son asequibles. Por ejemplo, un cómic, un dvd, una presentación, una PDI o un ordenador.

De masas: son de tecnología compleja, sólo posibilitan una comunicación unidireccional y sus costos son elevados. Por ejemplo: la televisión, el móvil, los libros de texto o internet.

La integración de los medios y recursos tecnológicos es esencial, especialmente porque la institución educativa no puede seguir formando en competencias formuladas ¡en el s. XIX! Es urgente un replanteamiento de las destrezas a enseñar y aprender.

Además de dicha integración de los recursos tecnológicos en la educación, los retos de la educación social actualmente son:

– La formación y reflexión sobre las TIC en las prácticas cotidianas.

– La investigación acerca de los riesgos y posibles desigualdades que conlleven las TIC.

– La creación de contenidos usando dichos formatos digitales.

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: