CAPÍTULO 4 – MEDIOS Y RECURSOS TECNOLÓGICOS EN LA INTERVENCIÓN SOCIOEDUCATIVA. LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE.

Los Estilos de Aprendizaje son una serie de rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que nos muestran la forma que tienen los estudiantes de percibir, interaccionar y responder a los diferentes ambientes de aprendizaje (Keefe, 1982).

Kolb, Juch, Honey o Mumford los clasifican en 4:

Estilo Activo

Estilo Reflexivo

Estilo Teórico

Estilo Pragmático

Si estos Estilos de Aprendizaje condicionan el proceso de enseñanza-aprendizaje, deberán tenerse muy en cuenta a la hora de enfrentarse al grupo de discentes y a nuestro propio trabajo como educadores:

1. En primer lugar, porque nuestro propio Estilo de Aprendizaje (de los docentes) influirá definitivamente en nuestro Estilo de Enseñanza. Esto deberá tenerse presente siempre, especialmente a la hora de diseñar, ejecutar y evaluar.

2. En segundo lugar, porque los estudiantes que reciben una enseñanza adaptada a su Estilo de Aprendizaje muestran un aumento en el rendimiento escolar y en la asimilación de contenidos.

3.Porque el hecho de conocer las características de los Estilos de Aprendizaje de nuestros alumnos nos acerca a comprenderlos y a adaptarnos a ellos, facilitándoles los enfoques más apropiados y eficaces, distanciándonos así del antiguo tratamiento homogéneo del alumnado.

4. Porque una evaluación que tiene en cuenta los Estilos de Aprendizaje del discente siempre se ajustará más a los contenidos de aprendizaje.

Los Estilos de Aprendizaje no son inamovibles. Ésto nos permite orientar a nuestros alumnos en sus procesos de aprendizaje;  potenciando aquellos estilos más adecuados en cada situación, desarrollando sus compentencias en aquellos estilos en los que muestren menos aptitudes, y en definitiva, ayudándoles a “aprender a aprender”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: