CAPÍTULO 11 – EL PORTFOLIO ELECTRÓNICO COMO ESTRATEGIA DE APROPIACIÓN DE COMPETENCIAS

El portfolio electrónico, definido como “colección de evidencias electrónicas creadas y gestionadas por un usuario a través de la web”, puede servir de contenedor o archivador para textos, imágenes, enlaces, etc. Pero su función no es meramente recopilatoria: trabaja facilitando la gestión del aprendizaje.

Según el uso al que se destina el eportfolio, podemos distinguir entre:

ePortfolio de Evaluación.Destinados a obtener una calificación según determinados criterios.

ePortfolio de Aprendizaje. Incorpora información que permite aportar reflexiones, autoevaluaciones, etc. tanto del docente como del alumno.

ePortfolio de “Demostración de las mejores prácticas”. Muestra los resultados más logrados de un trabajo o investigación, a modo de presentación.

ePortfolio de Transición. Aporta evidencias útiles en momentos de paso de un nivel académico a otro.

 

Un ePortfolio puede editarse en diferentes plataformas, como pueden ser editores web (Google Sites) o blogs (generales: blogger, wordpress; específicos: edu-portfolio, zPortfolio). Pueden servir a profesores, con una función reflexiva y de autoanálisis, y a alumnos, para organizar tareas, investigar, participar con otros compañeros, o presentar nuestros mejores trabajos.

Como herramienta, el ePortfolio permite al docente evaluar diversas competencias en el alumno:

– La gestión autorregula del propio aprendizaje.

– El uso de las herramientas de la Sociedad del Conocimiento.

– Conceptos (saber), procedimientos (saber hacer) y actitudes (ser).

Para usar el ePortfolio con esta finalidad evaluadora, el docente puede (y debe, para asegurar el respeto a los criterios preestablecidos) usar las Rúbricas. Éstas servirán de guía al alumno a la hora de realizar las actividades, a la vez que al profesorado a la hora de valorarlas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: